lunes, 17 de mayo de 2010

Protagonismo



— Me voy a suicidar

— ¿A suicidar?

— Sí, mañana.

— ¿Tan pronto?

— Sí, mañana me viene perfecto. Al día siguiente tengo todo ocupado.

— ¿Y vas a madrugar?

— No lo sé.

— Tiene que ser imposible madrugar para suicidarse. A mí se me pegarían las sábanas.

— Todavía no lo tengo claro.

— ¿El qué, el suicidarte?

— No, la hora.

— ¿Y qué tal por la noche?

— No, tampoco quiero acostarme muy tarde. Ya te he dicho que al día siguiente tengo cosas que hacer.

— ¿Quizás a media tarde?

— Parece mentira que no me conozcas. Sabes que por la tarde siempre me echo la siesta.

— ¿Entonces cuándo?

— Pues no lo sé. No me agobies. Ya iré viendo. Quiero vivir mi vida.

— Pero digo yo que estas cosas se deciden antes de suicidarse. Ya sabes. Como el testamento.

— Me levantaré tranquilo, desayunaré, daré una vuelta y me dejaré caer por la estación de tren.

— La que vas a liar... Mira que son ganas de llamar la atención.

— Ya me conoces.

— ¿Entonces, qué? ¿Mañana al mediodía?

— Puede ser una buena hora, sí.

— Puedo ir a buscarte después si quieres.

— No, déjalo. Ya cogeré un taxi.

— Para cualquier cosa, ya sabes, tienes mi número. Suicidarse a veces puede ser peligroso.

— No si se hace bien.

— Claro, pero para eso hay que ser un maestro.

— No es la primera vez que me suicido.

— Me acuerdo de la última vez.

— Bueno, aquello no fue para tanto. Esta vez pretendo montar una buena.

— Allá tú. Ya sabes que nunca te he apoyado en estas cosas.

— Lo sé. Pero no me importa.

— En fin, cuando eso llámame y me cuentas qué tal.

— Vale. Qué ganas tengo.

— ¿Se lo has contado a tu mujer?

— No, si se entera me mata. Quiero que sea una sorpresa. Ya lo verá en las noticias.


Imagen: Axel

1 comentarios:

Cristina Jiménez Latorre dijo...

Me ha encantado, Txemi. Gila hubiera dicho:
-¡Que sea la última vez que te suicidas sólo!
Me ha recordado a ese gag. En serio, morla.