domingo, 27 de julio de 2008

¿ Por qué vender a Eto´o?


O mejor dicho, ¿ por qué vender a uno de los cinco mejores delanteros del mundo? Es la pregunta que unos pocos barcelonistas a estas horas se hacen. Me sorprende que en general nadie clame por un intento de venta tan demencial. Sin duda alguna Laporta ha conseguido imponer nuevamente la idea de que llegan tiempos nuevos, y no dudo de que la única condición que le impuso a Guardiola para que entrenara al primer equipo fuera la de que no contara con el camerunés ( ni con Ronaldinho, por supuesto). Sabiendo que el interés por deshacerse de Samuel viene del presidente, el porqué está más que claro.

Es una cuestión de imagen, de que parezca que el proyecto anterior fracasó por el cambio de actitud de este y del otro jugador. En cambio en el club permanecerá el igualmente ególatra Henry, que siempre busca ser el centro de atención, incluso en las fotos de familia, en las que bromea con cualquiera de la fila de abajo para que los flashes vayan a él. Henry es como House, viejo, cojea, tiene sus genialidades, pero no puede salvar a todo un hospital. Y lo que es peor, con la marcha del goleador africano se convierte en el ejemplo a seguir de los jóvenes como Bojan Krkic y puede que de Karim Benzema, por lo que será el líder entre las estrellas ( él tendrá la voz, si bien el voto lo tiene Messi). Por lo menos Eto´o habría compensado la balanza con su velocidad, olfato goleador y entrega desorbitada. A Henry nunca se le ocurrirá pensar aquello de “ vengo a correr como un negro para vivir como un blanco”.


El caso es que al francés no lo echan porque sería admitir que fue un error ficharlo hace un año, y eso para el cada vez más tiránico Joan Laporta resulta demasiado arriesgado. Mejor que se vaya el artillero total, el que juega mucho y muy decisivamente. A Laporta le compensa. Al Barça, todo lo contrario.

En fin, el caso es que “ Samu” tiene todas las papeletas para abandonar el club, por la sencilla razón de que Laporta se está comportando como un gilipollas, todo hay que decirlo. No soy de los de Oriol Giralt, de los de Sandro Rosell, ni de los de Cruyff. Soy más de analizar cada situación con ojo avizor, de los de prevenir incluso en los buenos tiempos, por aquello de “ por si las moscas”.


Todos sabemos bien que Samuel Eto´o es un tío con carácter, directo en sus palabras, y que no calla muchas cosas. Pero la realidad es que la directiva blaugrana necesita un chivo expiatorio, y por ello se comporta como si Samuel fuera un jugador ingobernable, que ni mucho menos lo es. Jugadores ingobernables son los que tienen problemas personales graves ( Ronaldo, Adriano, Gascoigne, Robbie Fowler, George Best y montones de etcéteras más), no los que se mosquean cuando les cambian o los que se enfadan con los que no corren como ellos. En fin, lo único que me queda es confiar en que los que nunca recapacitan, recapaciten.

1 comentarios:

José Miguel dijo...

Pues sí la verdad, no soy culé, pero no entiendo cómo el Barça puede dejar escapar a un jugador como Eto'o.

Que sí, que tiene sus cosas, que quizá algunas veces hable demasiado, pero su entrega en el campo es indudable, y este año, incluso lesionado durante mucho tiempo, ha conseguido hacer unos números más que dignos.

Es lo que tú dices, que Laporta quiere ventilar todo lo que recuerde a viejo y se niega ha reconocer sus errores más presentes.

Laporta empezó bien, pero en estos últimos años se está empezando a parecer cada vez más a un presidente con mucho tufo.

Un saludo!