lunes, 5 de enero de 2009

Baltasar es negro

Sergio Ramos haciendo de Baltasar en Camas
(www.elpais.com
)

Se habla de que puede ser este el año de Obama, si no lo fue 2008. Se habla de un cambio de mentalidad en la sociedad occidental: la llegada de un negro a la Casa Blanca es un paso hacia delante en la conquista por los derechos humanos y la igualdad entre las personas.

Da igual el color, la raza o el sexo, todos somos iguales. No hay nadie que por naturaleza sea superior al resto. Y esa debe ser la premisa fundamental que vertebre el desarrollo de cualquier sociedad.

Pues bien, aquí en España, donde muchos sectores presumen de encabezar esa lucha por la igualdad, vemos cómo se envían mensajes contradictorios.

Hablo de la cabalgata de SSMM los Reyes Magos. Estoy harto, harto hasta decir basta, de ver Baltasares blancos con la cara pintada de negro. ¿Es que no hay negros en España? ¿No pueden los negros participar en la cabalgata? ¿Qué pasa si llueve? ¿Y si Baltasar te da un beso y te mancha?

* Atención al brazo del Baltasar (Sergio Ramos) de la foto.
* Buscad por ahí Baltasares blancos, ¡serán bienvenidos en los comentarios de este post!

10 comentarios:

Jurdan Arretxe dijo...

Si en el anterior post criticaba esta hermosa ciudad, ahora tengo que decir que en Irun estamos rompiendo por fin las ansiadas barreras raciales: el negro de hoy era el negro más blanco nunca visto.

Josemiguel, que SSMM no cumplan el deseo de los vecinos villaveses y no se lleven la guitarra -ponle nombre-.

Jurdan Arretxe dijo...

No sé si podrás apreciar la blancura...

http://www.diariovasco.com/20090106/bidasoa/baltasar-llego-pareja-elefantes-20090106.html

José Miguel dijo...

jaja dirán que era mulato y ya está

Borja Echeverría Echeverría dijo...

Jajaj, ES VERDAD! Una vez le toco a un amigo mio... En la siguiente generación de reyes magos pondran uno chino, ya verás.

Leire Ariz Sarasketa dijo...

¡Yo ya he oído que Gaspar es chino! Y de hecho... en el folleto de la cabalgata de Pamplona es amarillo y tiene los ojillos más estirados que Melchor y Baltasar. ¡Fijáos!

Mmmm... en cuanto al post, sí que creo que quien haga de Baltasar debe ser negro de verdad. No tiene lógica que se sigan pintando.

Peero, también creo que las cosas se han sacado un poco de quicio en algún periódico esta semana. En el caso de Pamplona, que no haya un Baltasar negro no es una cuestión de racismo. Creo que simplemente el hombre que lo "interpreta" todos los años le ha cogido gusto al trono y nadie le "echa". Todos sabemos que es el showman de la cabalgata, y lo lleva siendo desde hace años. Siempre ha sido Baltasar y le gusta. Y tampoco es de vida o muerte que se le quite el puesto, ¿no? Yo no veo nada tan terrible en que siga.

No creo que Pamplona sea más racista por poner un Baltasar pintado. Y si lo es, no dejaría de serlo por cambiar esto.

José Miguel dijo...

Una institución como lo es el Ayuntamiento de Pamplona debe dar ejemplo de que no existe esa discriminación. El hombre ese debe bajarse de la cabalgata pero YA. A ver qué se ha creído...

Y si no se baja, yo me comprometo a tirar el chupinazo todos los años, con mucho espectáculo también claro.

Leire Ariz Sarasketa dijo...

Bien, que el ayuntamiento dé ejemplo de que no hay discriminación. Pero que lo dé bien dado y no sólo en una cabalgata.

No valen las muestras de rechazo a la discriminación si esta sigue existiendo. O bueno, valen menos. Así que a lo que iba desde el principio, vamos. Que lo que quiero yo es que la discriminación desaparezca. Y no me hacen falta muestras simbólicas hasta que desaparezca de verdad.

Y tampoco quiero que sólo se hable de discriminación en Pamplona a raíz de un Baltasar pintado. Que me parece una tontería malgastar hojas y hojas de periódico criticando a Baltasares embetunados como si no hubiera discriminaciones más serias.

José Miguel dijo...

Para que una discriminación desaparezca primero hacen falta muestras simbólicas desde los gobiernos, o los de arriba.

Como la lucha racial en EEUU. Obama es una muestra simbólica. Su llegada al poder no hace que desaparezca la discriminación racial, pero sí ayuda a que la gente vea ese gesto simbólico como un camino por el que seguir avanzando.

Leire Ariz Sarasketa dijo...

Es verdad. Apoyar o rechazar una situación puede provocar que esos sentimientos de apoyo o rechazo aparezcan también en la sociedad.

Pero es un poco como lo del huevo y la gallina, ¿qué es primero? Para que haya muestras simbólicas de que desaparece la discriminación racial, para que Obama gane y sea símbolo del fin de la segregación, primero tiene que desaparecer la discriminación de verdad. Para que se cree un simbolo, necesita una realidad que simbolizar.

La realidad es más importante que el símbolo. Y creo además que cuando una realidad está arraigada no necesita símbolos. Nadie necesita un presidente rubio para saber que los rubios no están discriminados ¿no? Así que que se dejen de símbolos y trabajen la realidad, que las muestras de cómo es ya vendrán por sí solas.

Guillermo Rivas Pacheco dijo...

Viva la República, coño!