sábado, 27 de septiembre de 2008

Apuntes de "John" contra "Senator Obama" (y II)

... John no quería entrar en un cuerpo a cuerpo frente a Senator Obama. Ya cometió el error de darle demasiada importancia considerándolo su rival cuando todavía el de Illinois todavía pugnaba con Hillary Clinton como para volver a errar con algo similar. John le hizo el vacío.

Pero Senator Obama no respondía a la hostilidad. Sonriente e incluso dando la razón al de Arizona una vez cada nueve minutos (unas diez en total), Senator Obama, cuya imbecilidad de pelele podía irritar al demócrata más exaltado, ni perdió los papeles ni se los hizo perder a John en lo que fue un algo interesante pero plano debate sin alardes de ningún tipo. Decepcionante dirían algunos.

Mientras que Johnny pasó una noche tranquila junto a su fusil, evocando su veteranía y su experiencia hasta cuando fue al servicio antes de subirse al escenario, Senator Obama abandonó anoche el "discurso del cambio" por un "discurso cambiante". A saber, a riesgo de la ofensiva por tierra, mar y aire con la que podía responder el pragmatista John a un discurso rosa, Senator Obama dejó el sueño americano a un lado y se centró en hablar de cosas concretas que John rebatiría con menos pudor de lo que haría Senator Obama.

Hablo de John. No es casual el recurso constante que hizo a Ronald Reagan hasta en cinco ocasiones. El ex presidente nació en Tampico, Illinois, estado por el que es senador Obama. O porque antes de ser un presidente republicano
fue un conocido demócrata antes de dar el giro en los sesenta. Tampoco conviene olvidar los Reaganomics ni que el cuadragésimo presidente de los Estados Unidos alcanzó la presidencia en enero del 81 con cerca de setenta años -John tiene 72-. No es casual que John rehúya de George W. Bush y busque que le asocien con Ronald Reagan. "Señor Gorbachov: ¡Derribe este muro!". Y Senator Obama estaba subido al guindo porque mejor glúteo que ese para darle una cornada no iba a encontrar en toda la noche. Como si Rodríguez Zapatero evocara a Felipe González en un debate... Quizás ahí me haya excedido...

Vestidos de patriotismo. John vistió un traje oscuro como Senator Obama, aunque fue más patriota con una camisa de un azul muy claro y una corbata muy rayada roja y blanca, mientras que Senator Obama portó su habitual combinación de camisa blanca con una corbata granate y el pin de la bandera estadounidense en la solapa izquierda.

John-Senator Obama. Y finalmente quiero explicar por qué John y por qué Senator Obama. No me parece anecdótico que, además de no mirarle en todo el debate a la cara, John se refiriera a Barack Obama únicamente como Senator Obama, mientras que el joven llamara al de Arizona "Senator McCain", "John McCain" o incluso "John" a secas.

John se vio cómodo en el discurso castrense y de él procuró no salir. Senator Obama tampoco lo sacó. En esa misma línea se refirió a Obama como Senator Obama de la misma manera que quien llama al cadete Wilson una y otra vez. Sin concesiones. Marcando las distancias. Remarcando los rangos. Sigo a George Lakoff y podríamos apuntar que subyace en esta jerarquía la visión ordenada que el republicano tiene de la familia y del mundo.

Es el marco que
viene proponiendo el Partido Republicano: "Presentar al Presidente bajo la figura de un John Wayne padre de familia que educa severamente a sus hijos para que puedan sobrevivir en un mundo ferozmente competitivo en el cual nadie tiene derecho a nada más que a lo que pueda conseguir mediante su esfuerzo y astucia". Anoche, en el primer debate entre John y Senator Obama esto volvió a estar sobre la mesa.

Foto: John no le mira a Senator Obama ni aunque le paguen (NYT.com).

4 comentarios:

Jurdan Arretxe dijo...

A la próxima os lo va a analizar la abuela de Obama (la de Kenya).

Xabier Aristu dijo...

Jurz! No digas eso! si está todo muy bien analizado, me fío más de ti que de Gabilondo ( el padre o la hija, me da igual). Pero es que la política, en cuanto a lo que dicen los políticos, es una pelelería.
De todas formas te animo a que vuelvas a analizar el siguiente debate, que a la abuela de Obama no la conozco ni por Tuenti.

Jurdan Arretxe dijo...

Se llama Tutu.

Xabier Aristu dijo...

Jaja. al reves que el Yo-yo ( este chiste es mio, ponme una chapita)