sábado, 6 de septiembre de 2008

Felicidad

Desde una pared de mi calle me observa día tras día un graffiti. Se trata de una sencilla frase escrita con espray color burdeos y que me interroga inquisitoriamente sobre una cuestión fundamental: ¿eres feliz?

El magnífico filósofo Albert Camus dejó escrito que "no hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio". No obstante, sin quererle quitar parte de razón creo que, a efectos prácticos, hay que plantearse también el sentido y la dirección de nuestra vida cotidiana (aunque Camus opinaría que no tiene sentido y que tiende al absurdo) y la búsqueda de la felicidad forma parte de ella.

Pero sin querer ser pesimista, creo que esta obsesión en ser feliz es grave. Hollywood, como en la mayoría de las cosas, ha corrompido la felicidad y te la vende mientras disfrutas de unas palomitas acompañado de extraños a los que no querrás conocer nunca. Las películas suelen acabar con el típico "y fueron felices y comieron perdices", y, como si de una ley de Newton se tratara, la mayoría de los protagonistas tienden a ser felices por naturaleza. Vivimos rodeados de series de televisión, libros, artículos de prensa, etc. que nos intentan convencer que lo único que importa es ser feliz.

Sin embargo, no creo que sea posible llegar nunca a ser feliz. Este ser implica que el sentimiento de felicidad se alarga en el tiempo. Por lo tanto, uno no puede ser feliz hoy y mañana no serlo, sino que tiene que serlo durante, como mínimo, un periodo considerable de su vida. En cambio, creo que hay un verbo más exacto que es sentirse. Este verbo denota un significado más efímero y voluble, que permite adaptarse mejor a los avatares de nuestra vida y tener, para mí, un sentido más completo y veraz acerca de este fin que es la Felicidad.

1 comentarios:

Xabier Aristu dijo...

Me alegro de que haya gente a la que le guste filosofear un poco sobre estas cosas. Yo siempre he guardado en mi cabeza una conclusión a la que llegué hablando un poco de todo con la almohada, y es que " la felicidad no existe, lo que existe es la capacidad de ser feliz".
Si no te he entendido mal, me parece que va en el mismo sentido que tu opinión.

P.D. Menudo ciego ayer...